Codex VM Magazine REVISTA DE MISTERIO

Los Kolyasy
por Victor Montero

   Los Kolyasy se fueron a dormir, la televisión no ofrecía nada más en la península de Crimea en 1990, mucho menos a la una de la madrugada. Él se durmió velozmente pero ella comenzó a dar vueltas en la cama. Luego de unas horas percibió algo extraño en una de las paredes. Entreabrió los ojos y observó con creciente temor aquella extraña mujer atlética y de pelo corto que había traspasado los ladrillos, y que ahora caminaba lenta y elegantemente por la habitación. Llevaba en sus manos, a la altura del estómago, un aparato similar a una cámara fotográfica pero de tamaño bastante más grande. La entidad se acercó a la cama y apuntó sus ojos fijamente a la testigo, que quedó paralizada viendo aquel rostro verduzco pero pálido, de rasgos finos y firmes. Permaneció allí unos segundos y repentinamente la extraña mujer comenzó a moverse en dirección a la ventana. Allí pudo la testigo ver una de las cosas más extrañas: el vestido blanquecino y semi-transparente que portaba aquel ser estaba hecho de una sustancia que parecía viva, algo que se movía y cambiaba; algo flotante, poco denso y liviano. La aparición se esfumó traspasando el ventanal y se desvaneció por completo. En aquel preciso momento el señor Kolyasy -como cómplice de una broma terrorífica- despertó agitado para preguntarle a los gritos a su mujer, todavía espantada y perpleja, si ella también había sentido algo extraño mientras dormía. Esta es la narrativa de un caso real desconocido en el mundo hispano. ¿Extraterrestre, entidad dimensional, aparición fatasmal, visitante de dormitorio, alucinación, humano del futuro? Saque el lector sus propias conclusiones.

Los Kolyasy - Codex VM - Img. Ilustrativa
Los Kolyasy - Codex VM - Img. Ilustrativa